Compartamos unas noticias sobre lo mas avanzado de la tecnología.

viernes, 22 de octubre de 2010

PROGRAMAS

PROGRAMAS

Son los esquemas en donde se establecen las secuencias de actividades específicas que se realizan para alcanzar los propósitos y el tiempo requerido para obtenerlos.

REQUISITOS PARA LA ELABORACIÓN DE PROGRAMAS:
  1. Identificar y determinar actividades relevantes
  2. Diseño Gráfico.
  3. Determinar la infraestructura necesaria.
  4. Convenios.
  5. Diseñar estrategias de publicidad.
  6. Realizar un cronograma de actividades.

CRONOGRAMA: Puede que lo hagamos para comunicar aspectos relacionados con los tiempos y plazos, o para planificar recursos, o puede que se vaya a utilizar como herramienta de seguimiento, o para que nos de soporte para calcular el flujo financiero del proyecto. Dependiendo del uso que le daremos, tendremos que decidir sobre como lo elaboraremos, pero de todos modos el cronograma base probablemente sea siempre el que usemos para gestionar los tiempos.
 

 
Los pasos básicos para crear un cronograma:

1. Determinar los principales entregables del proyecto (lo que generará el proyecto) y organizarlos jerárquicamente.

2. A partir de estos entregables determinar las actividades necesarias para realizarlos. Esto puede hacerse a alto nivel y luego ser perfeccionado.

3. Establecer la secuencia de las actividades sin olvidar cuales son obligatorias y cuales son optativas, ya que al momento de tener que reducir plazos esta información será vital.

4. Estimar el esfuerzo de cada actividad (horas-hombre), definir los recursos a disponer para cada actividad, y con esto calcular la duración de las tareas.

El tiempo estimado deberá ser aquel que nos brinde unas razonables probabilidades de terminar el proyecto a tiempo

5. Finalmente hay que rever el cronograma a fin de: bajarlo a un calendario (teniendo en cuenta feriados, vacaciones, factores climáticos, etcétera.); optimizar el camino crítico, en otras palabras reducir el cronograma poniendo atención a las tareas que determinan la duración del proyecto; y por último mitigar el riesgo en las actividades con probabilidad de atrasarse.

Con el crono listo ya podemos comunicar cuándo terminaremos el proyecto, pero atención, es sano comunicar un rango de fechas mas que un punto en el tiempo (si se puede claro está). Luego de cerrado el proyecto es valioso guardar el cronograma real y documentar las lecciones aprendidas en el proceso de gestión de tiempos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada